Archivo de Abril de 2008

Gustavo Ick: “si falta gas y agua habrá menos electricidad”

Viernes, 11 de Abril de 2008

El panorama energético tiende a complicarse en el próximo invierno ante la escasez de gas y de agua en los principales embalses del sur del país, según informes publicados hoy en los diarios La Nación y Río Negro.

El vicepresidente de Edese (Empresa Distribuidora de Electricidad de Santiago del Estero) Gustavo Ick advirtió que estamos antes “un panorama complicado pues si falta gas y agua en los embalses hay menos posibilidades de tener electricidad suficiente para abastecer el sistema interconectado nacional”.

El diario La Nación indica que “El crecimiento económico y la falta de inversiones en energía volverán a provocar escasez de gas durante el próximo invierno”.

“Así lo señala un documento confidencial elaborado por las empresas del sector para la Secretaría de Comercio Interior, que dirige Guillermo Moreno. Según el trabajo, en julio habrá, en el mejor de los casos (es decir, con temperaturas benévolas), un faltante de unos 50 millones de metros cúbicos diarios, déficit sin precedente en la Argentina”.

“Parte del problema podrá ser atenuada con el reemplazo de gas por combustibles líquidos, que son ocho veces más caros. Aun así, en el sector energético calculan que un universo importante de consumidores, como la industria y las estaciones de servicio de gas natural comprimido, sufrirá restricciones. Antes de 2004, la oferta insuficiente se circunscribía sólo a 20 o 25 días durante el año. La situación se extendería esta vez, según las empresas, a seis meses”.

La falta de gas natural en Argentina no sólo ha tenido un impacto negativo sobre las compañías eléctricas argentinas y chilenas, sino que ha incrementado las preocupaciones crediticias de corto plazo de las transportadoras de gas locales, Transportadora de Gas del Norte (TGN) y Transportadora de Gas del Sur (TGS). Estas compañías poseen contratos de concesión hasta 2027 para el transporte de gas desde los principales yacimientos hasta los centros de consumo en Argentina.

El diario Río Negro alerto hoy que “si ya se nota que los ríos están en niveles extremadamente bajos, con sólo esperar unos días se verá que los caudales pueden reducirse más todavía, lo que genera mil y un inconveniente que las autoridades de Neuquén y Río Negro prometen solucionar con inversiones nacionales. Según la Autoridad Interjurisdiccional de Cuencas (AIC), estamos frente a la peor sequía de la que se tenga registro y pasarán años antes de que se note una recuperación”.

“A esta circunstancia se suma la necesidad del gobierno nacional de extremar los cuidados del agua destinada a generar electricidad frente a la crisis energética que este invierno enfrentará un nuevo episodio por la escasez del gas que calienta los hogares de las ciudades argentinas, y mueve la industria y las turbinas térmicas de generación de luz”.

“Puede decirse que toda el agua disponible en el Limay está almacenada en los embalses de Alicura y Piedra del Águila, y pasa con cuentagotas hacía los tramos inferiores del río. Como consecuencia, en El Chocón hay 12 metros de altura menos de embalse y pasan días enteros sin que pase agua hacia su compensador, Arroyito, que regula el caudal”.